Si hubiera

por Samantha FLA

 

A veces pienso que ya se me fue el tren – ya sé que me veo muy joven y creen que estoy exagerando – pero la realidad es que estoy más cerca del cuarto piso que de los treintas, una chamaca ya no soy, y aunque no es algo que piense constantemente, de vez en cuando me viene esa idea.

 

No me mal interpreten, no es que quiera encontrar al príncipe verde o morado, casarme y vivir con él forever and ever, la verdad es que la mayoría del tiempo estoy bastante a gusto con mi soltería, pero hay momentos en los que hago un recuento de mis historias románticas-amorosas-pasionales, que no son muchas, y me pongo a pensar en el inexistente y terrible pretérito imperfecto hubiera.

 

Sí, ese tiempo que no vale la pena tomar en cuenta, el hubiera del tiempo ya fue, ya valió, ya para qué, pero como nos gusta poner el dedo en la llaga, ahí estamos pensando en lo que pudo haber pasado, pero no pasó. Aun así, sabiendo que ya no se puede cambiar –ni viajando en el tiempo– ahí estamos pensando en el pasado.

 

Yo tengo dos que tres hubieras que seguro me pudieron haber cambiado la vida, o a lo mejor no, y no es que me arrepienta de lo que haya hecho o dicho, sino que imagino que mi vida podría ser distinta a partir de eso. Entonces, ¿por qué tomamos las decisiones que tomamos?, yo diría en primer lugar que por miedo, sí lo confieso esos hubieras pasaron por tener miedo, así literal: miedo, miedo a tener pareja, miedo a compartir mi vida, miedo a decir lo que sentía.

 

Siempre he sido muy precavida – por no decir sacatona – para expresar los sentimientos y para establecer relaciones, pero sí me he enamorado y he amado, y también he huido y he ignorado (si no lo veo, no existe). Pocas veces me he arriesgado y la verdad es que lo he disfrutado, pero al final no me ha ido tan bien.

 

Pero no es solo el miedo lo que te hace tomar una decisión, también hay otros factores como tu proyección de vida, tus ideales o simplemente tus heridas anteriores, nadie sale ileso de una relación ¿cierto?, lo que decidimos hace años parecía lo más adecuado en ese momento, pero tiempo después te das cuenta de que pudiste haber sido más osado y entrarle, total más rotos no podemos estar, ¿o sí?

 

No estoy diciendo que ahora vaya a darme valor, solamente reflexiono sobre los hubieras en los que de vez en cuando vuelvo a pensar, esos hubieras que ya ni saludo, ni sé qué es de su vida y si somos sinceros no me quitan el sueño, pero que sé que guardo como espinitas del pasado.

 

Y sí, después de que pienso en los hubieras, me repito las razones por las que no avancé, por las que me fui o no insistí –racionalizo lo emocional– y me convenzo a mí misma de que las decisiones que tomé fueron las adecuadas, ¿cierto?... ¡¿cierto?!, y si no es así siempre me queda el tibio y mediocre: por algo pasan las cosas.

 

Creo mucho en las causalidades, poco en las casualidades, así que estoy segura de que haberlo deseado, en ese tiempo, esos hubieras serían realidades concretas, hubieran sido efectos de causas. Porque sí, cuando he querido que algo sea, busco las causalidades y lo que deseo se logra, a veces es incluso solo una idea vaga, un supuesto imaginario que se materializa.

 

Creo que ya soné muy espiritual, muy de decretar y hacer realidad, pero en definitiva si enfrentamos la vida con miedo, nos responde con hubieras, si le entramos con un poco más de valor nos da realidades, que pueden ser o no de nuestra entera satisfacción, pero al menos no nos deja con la duda.

 

Así que, aquí estoy pensando en que, si hubiera tenido un poco más de coraje, ahora les podría estar contando otras historias de desamor, habría vivido otras experiencias y capaz que hasta tendría más –o tal vez menos– ganas de relacionarme con el sexo opuesto, uno nunca sabe.

 

Captura de pantalla 2019-02-18 13.53.45.

Aitana Lago

Psicóloga -de esas que están más dañadas que los pacientes- experimentadora de la vida, cuentera, soñadora y solitaria eterna. Regala vivencias de amor, sexo y venganza para una vida feliz.

Los Calzones de Guadalupe Staff

Aquí hablamos de lo que importa decir, que es generalmente lo que nadie quiere escuchar

Tags   soltera, matrimonio, pareja, Samantha FLA

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Pinterest Icon
  • Black Instagram Icon

Para leer de nuevo

Captura de pantalla 2019-10-03 21.31.59.

Mujeres de 40

Desnudos.jpg

Desnudos

El arte de amargarse la vida.jpeg

El arte de amargarse la vida

W&M

Women and Media Group

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle

2019 Women and Media Group Todos los derechos reservados www.wmgroup.com.mx

Prohibida la reproducción total o parcial incluyendo cualquier medio electrónico o magnético