Relicario,

rock alado y desconectado

 

 

                                                                         

por Samantha FLA

Creo que el recuerdo más lejano que tengo de Roberto Gutiérrez es de 1997 o 98, cuando íbamos en segundo de prepa, en los recesos solía verlo solitario con sus audífonos puestos y escribiendo. Alguna vez me acerqué a él y por eso descubrí que lo que hacía era escribir notas musicales en una libreta pautada, de vez en cuando cruzábamos alguna palabra.

Años después lo reencontré en la universidad y fue ahí donde conocí su música. No sé si fue su primera banda original, pero recuerdo que tenían un sonido rocker alternativo – quizá muy parecido a otras bandas ya reconocidas – se llamaban Unísono y solía verlos casi en cada toquín que hacían, esos eran los años de estudiantes, cuando las preocupaciones no eran tantas y había tiempo suficiente para salir y rockear.

Fue precisamente en esa época que Roberto me regaló un demo de su banda, era una seguidora fiel de su música, ahora no soy tan asidua pero sí aparezco en alguna que otra presentación. Después cuando la universidad terminó, recuerdo que de vez en cuando abría el buzón de mi casa y encontraba discos compactos con nuevas rolas de él, y más adelante, gracias a la tecnología, recibía, por el mensajero, mp3 con maquetas de sus canciones.

Con Projekto Cero, otra de sus bandas, se acercaba al estilo que ahora tiene. Se vislumbraba la idea que tenía sobre su música, esa que no se parece a otra banda, aunque sí con influencias importantes. Conocí las primeras versiones de Planeta, Riviera o Xibalbá, canciones que ahora forman parte de su primer disco.

Si les soy sincera después lo perdí de vista y no sé si hubo otra banda antes de Relicario, pero volví a encontrarme con su música hace dos o tres años, gracias a las redes sociales. Y en 2017 estuve en la presentación de Porvenir su primer LP, un disco en el que se hace evidente la evolución de su música, y sobre todo la reafirmación de su sonido original.

Para mí Relicario es una banda consolidada en la que es innegable la química de sus cuatro integrantes: Martín Iván Limón en el bajo y coros; Roberto en la guitarra, la voz y los teclados; David Zambrano también en guitarra, teclado y coros; y César Cárdenas en la batería. Se trata de un cuarteto de rock alternativo soft-prog-electro, como ellos lo definen, y sí, es un rock suave con sintetizadores y samples.

Hace unos días se presentaron en la Capilla del Arte de la UDLAP, en la ciudad de Puebla, y esta vez fue con una versión acústica de su disco, lo que los no tan jóvenes conocemos como unplugged, y que ellos llamaron: Desconecta el Porvenir, una presentación de tal vez un poco más de una hora, en la que Relicario nos deleitó con sus mejores canciones, pero esta vez acompañados de guitarras electro acústicas – en vez de las poderosas eléctricas – y un piano de cola en lugar de los sintetizadores.

Fue una sesión íntima en la que los cuatro músicos junto con Jaco Arroyo, como invitado especial, nos hicieron disfrutar cada segundo. El público coreaba las canciones, aplaudía y pedía más, así, en esos minutos pudimos redescubrir rolas como Cuando caiga el sol, Hombre alado, Planeta, Riviera, Nada de ti, etc. Además, durante la presentación pudimos ver ilustraciones que se iban creando en vivo y “a mano”, gracias al talento de Bruno Valencia.

Sobre cuál es la mejor versión de Porvenir, cada quien tendrá su propia opinión, algunos dirán que suenan mucho mejor los temas en electro acústico, otros pensarán que son mejores los originales, para mí ambas versiones tienen su encanto, pues la original es más potente y la desconectada te permite comprender mejor las letras, profundizar en ellas. Sea cual sea su favorita, la realidad es que es una propuesta para poner atención, pues es una banda poblana, original que está luchando por hacerse de un lugar entre el público.

Por si fuera poco, Relicario no solo se concentra en su música, sino que ha puesto mucha atención en la parte visual, ya sea en el arte del disco, en sus productos publicitarios, o en sus videos oficiales que están muy bien producidos. Por cierto, en mayo pasado el videoclip de Hombre Alado, su tercer sencillo, se estuvo transmitiendo en el metro de la Ciudad de México, ¡échenle un ojo!

Me entero días después de que Desconecta el Porvenir fue grabado en multitrack y a tres cámaras, que se encuentra en edición para ser publicado en YouTube, y me dice Roberto que en una de esas y hasta sale un disco unplugged, al menos en versión digital (esperemos que sí).

Así que si me permiten la recomendación, vale la pena conocer su música, si todavía no los han escuchado pueden encontrar su trabajo en plataformas como SoundCloud, iTunes, YouTube y Spotify, o pueden seguirlos en redes sociales para conocer nuevas fechas.  En Facebook los encontrarán como Relicariomex, en Instagram como Relicario.mx y en twitter como @Relicario_mx

Foto de Israel Olivares

Captura de pantalla 2019-02-18 12.09.58.

Samantha FLA

Comunicóloga, lectora compulsiva, tuitera incomprendida, bailarina frustrada, amante de Netflix, apasionada del futbol y rockera por convicción. Alucina –sin consumir nada- sobre la soltería, el desamor y los corazones rotos.

Los Calzones de Guadalupe Staff

Aquí hablamos de lo que importa decir, que es generalmente lo que nadie quiere escuchar

Tags   Relicario, bandas, rock, Samantha FLA

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Pinterest Icon
  • Black Instagram Icon

Post  Relacionados

Alineación_y_balanceo.jpg

Alineación y balanceo

      

Letras del barrio.jpg

Letras del barrio:

Armando Ramírez

       

Chernobyl.jpg

Chernobyl

       

W&M

Women and Media Group

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle

2019 Women and Media Group Todos los derechos reservados www.wmgroup.com.mx

Prohibida la reproducción total o parcial incluyendo cualquier medio electrónico o magnético