por La Orgullosa

Vuelvo de las cenizas de mi orgullo, como siempre, para hablarles a todas ustedes de una verdad necesaria que todas deberían tomar en cuenta.

Acaso, queridas amigas, son de las que creen que los hombres realmente les leen el pensamiento, o tienen una inteligencia superior que les permite adivinarlas en todas tus facetas (infinitas por cierto), tan solo después de la primera cita. Que tienen una clase de poder militar que los hace cuadricularlas, y ubicar sus coordenadas cual buque de guerra en altamar, para posteriormente bombardearlas con precisión inaudita, hasta hacerlas naufragar con sus ires y venires, apariciones, desparaciciones, y su jugueteo emocional tipo kamicaze. Lamento decirles que aquellos que ustedes sobreestiman al otorgarles tanta capacidad, normalmente están demasiado entretenidos en autocomplacerse de todas las maneras posibles, incluyéndolas a ustedes como un punto más de esa larga lista de “premios” que piensan merecer.

Normalmente están pensando en el auto más moderno y potente del mercado que próximamente se van a combrar; segregando jugos a más no poder con el mejor corte argentino en compañía de una buena “chela”; pensando en un espléndido masaje con final feliz, o en el fin de semana que se van a regalar yendo al sauna más prestigiado de la localidad, donde departirán con otros portentosos bultos de testosterona que es lo que más los relaja, algunos, los más “fifi” pensarán en el próximo juego en el que le van a ganar 1,000 varos a su contrincante de tenis cuando le inflinjan la derrota más apabullante de la historia del club local al que asisten.

Lo siento queridas compañeras de género, pero solo si les dan el mejor sexo de su vida acudirán a ustedes cada vez que tengan un espacio libre en su gruesa agenda de auto complacencia, y eso mientras no aparezca una nueva falda que les haga revolotear el “periscopio”. Es más que sabido, los hombres piensan con la “cabeza”. Son los últimos vestigios de la era cavernícola, y lo divertido es que no saben que están a punto de extinguirse. Al menos en la vida de muchas mujeres, que con gran sabiduría ganada a punta de fregadazos, están comenzando a desecharlos de su vida, en vez de atar su existencia a lo poco que pueden ofrecer estos Neandertales modernos. Con excepción de los hombres de mi familia, dudo si exista una clase de hombre distinta a la que les describo…

Así es amigas, el amor es tan efímero como un orgasmo masculino. Si es que acaso uno de estos prototipos en extinción lo conoce y lo ha sentido alguna vez. Los hombres son básicos, me lo dicen todas mis amigas, y es una afirmación que incluso respaldan las investigaciones científicas al respecto. Y antes yo hubiera dicho que “son un mal necesario”, pero acaso es necesario estar enfermas o intoxicarnos con las naderías de los respetables varones, tan viriles ellos. Es que lo lamento, pero el 90% ni siquiera son instruidos en el arte de hacer el amor. Si no lo consiguen físicamente, ya ni siquiera esperen que las puedan enamorar de otras maneras.

La mayoría, exceptuando a los jóvenes de 30 para abajo, porque mis sobrinos son milenials y bien educaditos, son unos “hijos de mami”. Se imaginan hombresones de cincuentaitantos esperando que los cuidemos, los mimemos, les procuremos, sin siquiera preguntarnos como estuvo nuestro día. O nos llamen dos minutos para la hora, porque quieren vernos urgentemente y es el único tiempo del que disponen en su apretada agenda de naderías. Hágame usted el favor. Yo prefiero cortar los “vínculos” emocionales que ellos están tan seguros de haber forjado con su cara bonita, y dedicarme a ver una buena serie en Netflix (que no sea de amor), o echar a andar un proyecto para montar una galería con todas las pinturas que hice mientras esperaba que el último de ellos me llamara por celular, o de a perdis me enviara un mensajito: “sigo vivo, te llamo en cuanto mi ajetreada e interesantísima vida me lo permita”.

Bueno, tampoco podemos generalizar, porque primero que nada están todos los hombres de mi familia, que ustedes disculparán pero son unos adoraditos, con valores y reterománticos y comprometidos. Y por cuestión de probabilidades, supongo que en el mundo con tanta sobrepoblación, debe haber uno que otro hombre bien educado, que sepa que a una mujer no se le toca ni con el pétalo de una rosa. Así me dice mi padre, y yo hago caso de todos sus consejos.

Para terminar, espero en verdad queridas amigas que corran con mucha suerte, y se encuentren con un hombre medianamente civilizado (un homo Erectus por ejemplo) que les haga piojito. No se fíen de las palabras bonitas, ni de los discursos mareadores. Y a la próxima les cuento alguna pato aventura con alguno de esos Neardentales que engrosan mi lista de fracasos románticos y desencuentros. Ay, cómo sufre una verdad?

Por si creían

 

 

                                                                         

Captura de pantalla 2019-07-08 20.25.32.

La Orgullosa

Amante del amor y la sexualidad en todas sus formas. Fogosa y apasionada. Impulsiva y testaruda a más no poder. Interesada en los temas prohibidos y controversiales. Se cree poseedora de la razón, y es investigadora incansable de los misterios de la psicología humana.

Los Calzones de Guadalupe Staff

Aquí hablamos de lo que importa decir, que es generalmente lo que nadie quiere escuchar

Tags   amargarse, felicidad, autosatisfacción, frustración, La Orgullosa

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Pinterest Icon
  • Black Instagram Icon

Post  Relacionados

Mi relación tóxica.jpg

Mi relación tóxica

      

Captura de pantalla 2019-09-04 07.46.37.

Legados

       

Apenas olhe para ver_ Just look to see.p

Soltera a los 50

       

W&M

Women and Media Group

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle

2019 Women and Media Group Todos los derechos reservados www.wmgroup.com.mx

Prohibida la reproducción total o parcial incluyendo cualquier medio electrónico o magnético