¿Pánico o histeria colectiva?

por Aitana Lago

 

Desde hace varios meses hemos estado viviendo un estado de alerta que ha llevado al pánico a muchos sectores de la sociedad, el exceso de información –mucha de ella falsa o no comprobada– ha llevado a la gente a tener comportamientos que en un ambiente estable no se presentaría, pero ¿por qué es así?, ¿es un pánico fundado o es una histeria colectiva?

 

Lo primero que deberíamos saber es a qué hacen referencia estos conceptos. El pánico se define como un miedo muy intenso que a menudo es colectivo y contagioso, e indagando más en él podemos encontrar el trastorno del pánico, que según el Instituto Nacional de Salud Mental de Estados Unidos (NIH) es una alteración de la ansiedad que causa, en quien lo padece, ataques de pánico, es decir, sensaciones repentinas de terror, sin un peligro aparente.

 

Este trastorno viene acompañado de síntomas físicos como pueden ser taquicardia, dolor de pecho o estómago, dificultad para respirar, mareos, escalofríos y entumecimiento de las manos. Los ataques además pueden ocurrir en cualquier momento, en cualquier lugar sin previo aviso, y sin ningún detonante.

 

En cuanto a la histeria colectiva, su definición más sencilla dice que es un comportamiento irracional de un grupo o multitud producto de la excitación –¿les suena un poco eso de comprar papel higiénico sin sentido? –, bueno pues eso, parece un comportamiento irracional.

 

De acuerdo con los expertos, la histeria colectiva afecta el comportamiento y puede llevar a presentar síntomas físicos incluso, pero ¿a qué se debe? Se trata de un fenómeno psicológico en el que un grupo de personas perciben una situación amenazante irreal y comienzan a manifestar los mismos síntomas y por supuesto a compartir las mismas ideas también irreales.

 

Para algunos expertos la histeria colectiva se podría definir como un ataque de ansiedad masivo, es decir, se experimenta miedo intenso al percibir un riesgo (inexistente), se presentan síntomas físicos, pero de manera colectiva. Y aunque no está claro cuál es el origen de la histeria colectiva, parece que el estrés puede ser un detonante.

 

Así que después de leer esto podemos afirmar que no estamos teniendo ataques de pánico, pero sí estamos experimentando el pánico tal cual, pues tenemos miedo intenso que se ha contagiado a toda una colectividad: el mundo. Y no es para menos, la pandemia nos ha paralizado a todos, escuchamos cada día sobre el número de contagiados y el número de personas que lamentablemente han muerto, pero debemos recordar que hay otros males que, aunque no son altamente contagiosos, sí son más letales, muchos, y siempre hemos salido adelante.

 

Sin embargo, también estamos teniendo acciones cercanas a la histeria colectiva, pues se han presentado comportamientos irracionales por parte de varios grupos de personas, ya lo dije, las compras masivas de papel higiénico, o la discriminación e incluso agresión hacia los profesionales de la salud, por miedo a ser contagiados, en vez de reconocerles su labor para el bien de la sociedad.

 

En este sentido, me parece que este pánico colectivo es influenciado por el acceso a la información a través de las redes sociales –que cabe decir, la mayoría de veces es falsa– y también por los medios de comunicación que en el afán de ganar la nota no validan la información, se enfocan al fatalismo y como siempre nos tratan de manipular.

 

Ojo que no estoy diciendo que la pandemia sea falsa, el Coronvavirus SARS-COV2 está ahí, existe y está causando el COVID-19, enfermedad que está matando a millones de personas en el mundo, más bien lo que hay que hacer –antes de entrar en pánico y colaborar con la histeria colectiva– es informarnos, ir a las fuentes originales, reconocer si estamos entre los grupos vulnerables y tomar las medidas de precaución necesarias.

 

Nunca está de más cuidarnos, en la medida de los posible quedémonos en casa, pero tampoco contribuyamos al pánico y a la histeria colectiva compartiendo información de la que no sabemos su origen o veracidad.

 

Dejemos de lado un poco la pandemia y atendamos a los nuestros, hablemos con quienes convivimos en casa o busquemos a los que no tenemos cerca, la tecnología, hoy día, nos permite vernos, escucharnos y apapacharnos a la distancia, lo necesitamos más que nunca para evitar caer en pánico.

Aitana1.jpg

Aitana Lago

Psicóloga -de esas que están más dañadas que los pacientes- experimentadora de la vida, cuentera, soñadora y solitaria eterna. Regala vivencias de amor, sexo y venganza para una vida feliz.

Los Calzones de Guadalupe Staff

Aquí hablamos de lo que importa decir, que es generalmente lo que nadie quiere escuchar

Tags  pandemia, contingencia, histeria colectiva, Aitana Lago

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Pinterest Icon
  • Black Instagram Icon

Para leer de nuevo

Let it out - make up by MassCara (Cara-M

Cuando la locura nos ataca

Soltera no es igual a disponible.jpg

Soltera no es igual a disponible

La_ternura_caníbal.jpg

La ternura caníbal

W&M

Women and Media Group

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle

2019 Women and Media Group Todos los derechos reservados www.wmgroup.com.mx

Prohibida la reproducción total o parcial incluyendo cualquier medio electrónico o magnético