Mujeres que lo hacen todo

FUENTE: Getty Images

Por DELIA MILLÁN

Siempre me he preguntado que hay en la mente de una súper mujer. Y la respuesta es ambición. Son mujeres con una energía vital difícil de extinguir, que requieren para su adecuado funcionamiento, de una serie de actividades creativas en su agenda. Quieren ser madres, amantes, compañeras, empresarias, y principalmente creadoras. Cuál es la diferencia con aquellas mujeres que difícilmente cumplen un rol único en su vida: la insaciabilidad, la incansable capacidad de hacer. Por lo regular, estas mujeres se hacen de agendas apretadas que incluyen todos sus intereses. Algo que las caracteriza es que saben delegar responsabilidades, de otra forma sería imposible cumplir sus altos estándares.

Hay mujeres que se aficionan a disfrutar el postre. Estas mujeres que parecen hacerlo todo, quieren disfrutar de cada uno de los platillos que la vida pone a su disposición, o que ellas se encargan de buscar. Más que multitask, estas mujeres son de intereses diversos, y para sentirse realizadas no se conforman con menos de lo que ambicionan. Han aprendido a organizar su día, a echar mano de toda clase de recursos de manera eficiente, y a contar con quienes se enamoran de sus proyectos. En realidad no tienen nada de heroínas, ni súper poderes que las ayuden en su rutina. Estas mujeres simplemente tienen un hambre de comerse el mundo.

 

Confianza en sí mismas

Requisito indispensable para transitar el camino que desde jóvenes, o desde niñas se plantearon. Sus metas claras, y su pensamiento enfocado las dirige sin problema a través del mundo que ellas mismas se construyen día con día.

No postergar

El primer requisito para lograr sus objetivos es no dejar para mañana, lo que puedas hacer hoy. Este dicho tan común cobra su máxima expresión en la forma de proceder de éstas “súper mujeres”. No ponen pretextos para sus metas, y tienen muy claro el fin que persiguen.

Creatividad

En su temprana edad, aprendieron a hacer uso de sus dones, de sus capacidades, y los ponen en práctica sin miramientos. Siempre pensando en grande, y considerando que no hay límites a sus potencialidades. Lo cual es una actitud muy sana, que cualquier mujer puede aprender a implementar.

Pasión

Definitivamente, estas mujeres que asombran a la mayoría, poseen en sí mismas caudales de entusiasmo, arrojo, deseo y una ferviente pasión que como llama inextinguible las impulsa a perseguir sus sueños. Siempre de una manera estructurada, y siguiendo mapas mentales que les permiten ir alcanzando sus metas paulatinamente. Jamás se desesperan por el resultado, porque saben que cada día dan un paso hacia la consecución de sus más íntimos anhelos.

Soñadoras incansables

Son mujeres que durante el sueño elaborar sus planes, y durante el día después de llevarlos a cabo continúan soñando en nuevas latitudes, nuevas cumbres que escalar, nuevas galaxias que conquistar. De jóvenes no tuvieron freno a su capacidad de soñar, y difícilmente abandonaron una sola de sus pretensiones en el camino a su maduración y a su desarrollo intelectual.

Son las hacedoras del mundo actual. Mujeres empoderadas en su más alto nivel, que no se detienen a pensar en sus deficiencias, o en que sus proyectos puedan parecer aventurados e irrealizables. Son las perpetuas buscadoras del cofre de monedas al final del arcoíris. No necesitan un hombre a su lado para desplegar sus potencialidades. Y de tenerlo, debe ser alguien que definitivamente comparta sus sueños punto por punto. Alguien que las admire y dedique su vida a allanarles el camino, o cuando menos a respaldarlas moralmente.

Luchadoras incansables de este mundo de humanos. Cuya flama creativa puede ser compartida con otras de su especie. Lo único que necesita una mujer para saltar al rol de la mujer emprendedora y realizadora de metas, es quererlo. Salvar los obstáculos, y vencer los miedos. Dejar atrás los pretextos, y muchas veces el privilegio de una vida cómoda y sosegada en el seno de una vida familiar tranquila y sin sobresaltos.

Amantes de la aventura por naturaleza, éstas mujeres dispuestas a todo, no cesaran en su empeño por manifestar su energía libidinal, única fuerza verdadera que las impulsa cotidianamente a elevarse por encima de sí mismas, sin compararse con nadie ni esperar a que el resto del mundo las entienda.

Las mujeres que las toman como paradigmas de acción, lo hacen porque en realidad poseen dentro de sí mismas el potencial del cambio, y la manifestación de su propio caudal de deseos. Solo hay un paso entre estas mujeres súper poderosas, y la seguridad de un hogar cálido y libre de tempestades. Estas mujeres que son líderes de la sociedad femenina en lo político, económico, artístico, cultural, simplemente demuestran de lo que es capaz la energía femenina bien enfocada. Si preferimos “ver los toros desde la barrera”, deberemos admitir que teníamos el mismo potencial, pero elegimos dedicarnos a ser simples observadoras. En el transcurso del ejercicio de nuestras capacidades, las herramientas para concretar nuestros proyectos se presentan solas. Como suelen decir popularmente “querer es poder”. Y ni una infancia azarosa; o una juventud tumultuosa; o un matrimonio desgraciado, son obstáculos para la mujer que, situada en su centro, se atreve a enfrentar este mundo de hombres, y realizar sus sueños.

Suscríbete a nuestra Revista Digital

     Y recibe nuestro Newsletter gratis cada semana

Lo tienes que leer

Corazóm Millennial

México sigue en pie porque los millennials lo llevan en la sangre

POR ERENDIRA SVETLANA

Si te gusta

¡Danos Like!

Si te gusta

¡danos like!

Suscríbete a nuestra Revista Digital

     Y recibe nuestro Newsletter gratis cada semana

W&M

Women and Media Group

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle

2019 Women and Media Group Todos los derechos reservados www.wmgroup.com.mx

Prohibida la reproducción total o parcial incluyendo cualquier medio electrónico o magnético