por Aitana Lago

Como estamos en la era de la publicidad por todos los medios posibles, a veces nos vamos con la finta de los productos, los vemos por internet o en la televisión y nos parecen maravillosos, pero cuando los tenemos ya en casa nos damos cuenta de que no eran de la calidad que pensábamos, del color que se veía en la pantalla, del tamaño prometido, que no nos quedaron bien o simplemente no nos gustaron.

Lo mismo pasa con las relaciones, nos vamos con la finta de las personas, porque creo que es algo natural, no nos mostramos tal cual somos en las primeras citas, así que creemos que el prospecto es genial, divertido, inteligente, ¡vaya!, hasta guapo los vemos, pero ¿qué pasa cuando nos vamos conociendo más a fondo?, el producto no era lo que pensábamos, no nos quedó, y nos decepcionamos.

Y ni qué decir del ligue por internet, desde mi punto de vista, es muy difícil congeniar con alguien desde una plataforma digital, porque, como buenos publicistas, las personas mostramos lo mejor de nosotros en las redes sociales o en las páginas especializadas para encontrar pareja, ¿a poco no?, ponemos nuestra mejor foto, hacemos una descripción muy interesante de nuestras personalidades y nos mostramos encantadores.

Cobijados desde la pantalla somos atractivos, interesantes, inteligentes, viajamos a todos lados, es más, hasta felices somos, sin embargo, detrás de la interfaz no sabemos a quién estamos tratando, no es que sea paranoica, pero capaz que es un psicópata en busca de víctima, el ex que nos stalkea, o nuestro hermanito pequeño haciéndose el chistoso, y uno creyendo que es príncipe azul (o el G).

Por eso yo digo que deberíamos hacerle como Netflix o Youtube, darnos una muestra gratis por un par de meses para ver si el producto (o la pareja), es realmente lo que esperamos y si no, pues no pagar la mensualidad. Sería más sencillo ¿no?, nos evitaríamos pleitos y decepciones, porque sabiendo que solamente estamos en periodo de prueba no hay obligaciones ni derechos que asumir, ahora sí como dicen en el mercado: “pásele güera, pregunte por lo que le guste, sin compromiso” (porque en el mercado y en los tacos todos somos güeros).

Al no existir obligaciones, ni derechos durante el periodo de prueba sería más probable que nos mostremos como somos y agarremos confianza, así al finalizar la muestra gratis podríamos decidir si le entramos o no y por cuanto tiempo, ya sea que se renueve el contrato cada mes o hasta el año y eso sí, con la posibilidad de cancelar en cualquier momento sin penalizaciones.

Ahora, habría que definir qué incluye la muestra gratis y creo que ahí dependería ya de cada potencial pareja, porque el mes de prueba podría solo abarcar citas light para los más recatados, ir al cine o a cenar, compañía y buena conversación, o citas más interesantes, a un bar o a un concierto, incluidos unos buenos alcoholes y algún contacto físico de reconocimiento: unos besos por ejemplo; o de plano para los más aventados prueba gratis completa, eso sí siempre con protección, porque recuerden que solamente estamos midiéndonos la mercancía sin compromisos.

Tal vez les suene muy despersonalizado o sin la “magia” de iniciar una relación, pero creo que sería mucho más certero probar primero y decidir después, así no andamos con reproches o reclamos, no basamos nuestra relación en un ideal, ni nos enamoramos a lo menso. Mejor vamos conociendo lo bueno y lo malo del otro, lo que encaja y lo que no con nosotros, lo que podríamos tolerar y lo de que de plano no estamos para soportar. Con un periodo de prueba podríamos hacer una balanza de lo que se gana y lo que se sacrifica y así tal cual con báscula en mano sopesamos la mercancía.

Piénselo, la muestra gratis es una gran opción, nos ahorramos tiempo, dinero y esfuerzo, nos evitamos la fatiga y la pena del fracaso tempranero, o el oso con las amigas cuando les contemos que siempre no, porque la verdad, seamos sinceros, a cierta edad ya no estamos para emocionarnos por cualquier cosa, ni pa’ andar perdiendo el tiempo.

Muestra

gratis

 

 

                                                                         

Captura de pantalla 2019-02-18 13.53.45.

Aitana Lago

Psicóloga -de esas que están más dañadas que los pacientes- experimentadora de la vida, cuentera, soñadora y solitaria eterna. Regala vivencias de amor, sexo y venganza para una vida feliz.

Los Calzones de Guadalupe Staff

Aquí hablamos de lo que importa decir, que es generalmente lo que nadie quiere escuchar

Tags   música, neurofisiología, neurotransmisores, memoria, emociones, Aitana Lago

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Pinterest Icon
  • Black Instagram Icon

Post  Relacionados

Si el cielo existe_.jpeg

El sexo en caja

      

Captura de pantalla 2019-09-03 19.57.50.

Las formas en que amamos

       

Captura de pantalla 2019-09-04 06.31.29.

Las pasiones

       

W&M

Women and Media Group

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle

2019 Women and Media Group Todos los derechos reservados www.wmgroup.com.mx

Prohibida la reproducción total o parcial incluyendo cualquier medio electrónico o magnético