Mesías

por Daniela Rivera

 

Creo que muchos –como yo–, nos hemos llenado de información todos los días, cada minuto, sobre la pandemia, y no sé qué tan sano sea eso, así que yo voy a hablar de lo que me gusta que son las series. Debo admitir que, como soy privilegiada en este confinamiento voluntario, y soy comunicóloga y de por sí me la pasaba pegada a Netflix, pues ahora he visto una que otra serie que me ha llamado mucho la atención.

 

Aunque esta serie se estrenó en enero, no hace mucho tuve la oportunidad de verla y antes de escribir este texto estuve leyendo algunas reseñas, unas que la catalogan como controversial, única y con grandes actuaciones, mientras que otros la señalan como mal lograda. Incluso en otras reseñas la comparan con Homeland –que por cierto no pude terminar de ver porque Netflix la quitó de su catálogo–. Así que podemos decir que hay opiniones encontradas al respecto, y que es, ya desde su nombre, controversial.

 

Estoy hablando de Mesías, una producción estadounidense que te cuestiona desde el primer capítulo ¿qué pasaría si apareciera un nuevo mesías en la tierra?, ¿cómo reaccionaría la gente?, ¿qué harían los gobiernos?, ¿cómo afectaría a la religión?

 

El país es Siria, están cerca de una inminente invasión y aparece un hombre –menudito– que se dirige al pueblo y les pide que no entren en pánico porque el desastre no llegará a su tierra, pero los bombarderos ya están a segundos de iniciar el ataque, el hombre sigue hablando y de la nada comienza una tormenta de arena que frena por completo la ofensiva.

 

Después de eso, Al-Massih (El mesías), como lo llama la gente, se convierte rápidamente en un ídolo y comienza un éxodo hacia la frontera con Israel, ahí es donde las agencias de inteligencia, tanto de medio oriente como de occidente posan sus ojos en él, la CIA en primer lugar, ¿qué quiere lograr?, ¿es un terrorista?, ¿para quién trabaja? Y sobre todo ¿quién es?

 

Por algunas situaciones, que no les voy a detallar, porque tampoco quiero contarles todo, Al-Massih desaparece de las tierras orientales y aparece en un pueblito devastado en Texas, ahí es donde nuestro misterioso mesías se convierte en un fenómeno viral –ya saben si no está en las redes no existe– y el debate entre su genuinidad o falsedad se hace más fuerte. Las sospechas de sus nexos con grupos terroristas parecen evidentes, pero las manifestaciones de sus milagros ponen en duda las teorías de la agencia.

 

Junto a él, hay dos personajes –uno sirio y una estadounidense– que están más que conectados con él, pues en algún momento de la serie manifiestan el poder de su fe. Además, las historias paralelas de los agentes que tienen en la mira al mesías son parte importante de la trama, pues en su afán de descubrir la verdad, se van desvelando episodios de sus vidas que hubieran querido dejar atrás hace mucho.

 

Así que la serie es por demás entretenida, no estoy segura si se podría clasificar como drama o suspenso o ambas, podría ser controversial si se quiere ver desde el punto de vista religioso, pues en realidad no está claro si Al-Massih pertenece a alguna religión en particular, pero más allá de eso, el ejercicio de imaginar la aparición de un nuevo mesías en la tierra, en estos momentos, se torna interesante, ¿cómo reaccionaríamos?, ¿creeríamos en él?

 

Además, como ya saben que siempre me ando fijando en los actores, el protagonista –el actor belga Mehdi Dehbi– tiene su toque interesante, yo diría que es guapo, pero ya saben que en gustos se rompen géneros, además me agrada que el protagonista sea diferente a lo que siempre nos han pintado como mesías, ¿por qué tendría que ser güero, alto y de ojos claros?, la verdad es que el belga es muy atractivo, un incentivo más para ver la serie (si te gustan los hombres).

 

Esperemos que Netflix se anime a hacer una segunda temporada porque al final nos quedamos igual, con la duda de saber si Al-Massih era un mesías genuino, un terrorista o simplemente un charlatán, ya sé que era el chiste, dejarnos en suspenso, pero por eso necesitamos otra temporada.

Screen Shot 2019-02-18 at 6.24_edited.jp

Daniela Rivera

Chismosa de corazón -comunicóloga de profesión- amante del show business, seguidora infatigable de las celebrities, Netflixmaniaca y buena amante, no pierde la esperanza de hacerse famosa y conocer a Thor.

Los Calzones de Guadalupe Staff

Aquí hablamos de lo que importa decir, que es generalmente lo que nadie quiere escuchar

Tags  Mesías, series, Netflix, Daniela Rivera

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Pinterest Icon
  • Black Instagram Icon

Para leer de nuevo

Let it out - make up by MassCara (Cara-M

Cuando la locura nos ataca

Soltera no es igual a disponible.jpg

Soltera no es igual a disponible

La_ternura_caníbal.jpg

La ternura caníbal

W&M

Women and Media Group

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle

2019 Women and Media Group Todos los derechos reservados www.wmgroup.com.mx

Prohibida la reproducción total o parcial incluyendo cualquier medio electrónico o magnético