por Ariadna López

Si hablamos de buena educación, a todos nos concierne. El mundo entero está sediento de ella, porque esta es la madre del respeto y la consideración hacia todos y todo lo que nos rodea.  

 

Entre los medios de comunicación y las herramientas tecnológicas modernas, hemos caído en un precipicio en el que solo hay basura plástica y almas sordas que danzan con sus aparatos sin conciencia. Las familias se están destruyendo y se está perdiendo la amabilidad y el respeto.  

 

Ahora, los matrimonios son breves y ninguno de los integrantes de la pareja es capaz de tolerar los errores del otro, porque no se necesitan. El amor ha dejado de ser amor. Suele suceder que después de los hijos se rompe la familia, y eso repercute en la formación de los niños.  

 

Y es que educar es una gran responsabilidad. Independientemente de que estemos casados o divorciados o hayamos decidido convertirnos en madres o padres solteros, siempre debemos procurar que las generaciones que nos sigan se formen con buenos modales, en ambientes de respeto para sí mismos y con los otros. 

 

La educación se mama, y quien no mamó educación tiene dos caminos: ser un miserable malandrín o mejorarse a través del amor a sí mismo y a sus semejantes, y esta última es una ruta difícil de recorrer, cuando solamente se persigue lo fácil.  

 

La importancia de la buena educación se ha minimizado y los comportamientos groseros se ven en todos lados: los gritos entre conductores, las mentadas de madre, los insultos entre parejas, el maltrato a los hijos y a las personas vulnerables, etcétera.  

 

Quienes actualmente concentran la riqueza conservarán ese estatus, si seguimos al margen de las acciones que nos hagan mejores seres humanos; si continuamos en la ignorancia, pues de esa manera se nos hacen invisibles los ríos contaminados, los mares plastificados, los animales en riesgo de extinción y el colapso climático.  

 

¿Buena educación, qué es eso?  Habrá que buscar una definición para esas palabras tan importantes porque sin ellas estamos perdidos, y lo peor es que a nuestros descendientes ya no les quedará nada, precisamente por la falta que, ahora, nos hace.  

La buena educación

 

 

                                                                         

Los Calzones de Guadalupe Staff

Aquí hablamos de lo que importa decir, que es generalmente lo que nadie quiere escuchar

Tags   educación, hijos, familia, pareja

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Pinterest Icon
  • Black Instagram Icon

Post  Relacionados

Mi relación tóxica.jpg

Mi relación tóxica

      

Captura de pantalla 2019-09-04 07.46.37.

Legados

       

Apenas olhe para ver_ Just look to see.p

Soltera a los 50

       

W&M

Women and Media Group

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle

2019 Women and Media Group Todos los derechos reservados www.wmgroup.com.mx

Prohibida la reproducción total o parcial incluyendo cualquier medio electrónico o magnético