Knightfall

por Xóchitl Niezhdánova

 

Me fascinan las series de época, y si éstas se desarrollan en el período de las monarquías europeas mucho más. Recientemente hallé en Netflix una serie que satisfizo por completo mi afición a las historias de caballería. La serie a la que me refiero es Knightfall, creada por Don Handfield y Richard Rayner para History Channel originalmente. Esta serie, además de dibujar a través de sus capítulos la Francia del siglo XIV, mediante una producción impecable, desarrolla de forma novelada la historia de los caballeros templarios; un tema por demás misterioso y fascinante.

Al igual que sucedió en la vida real, en esta serie aparecen enfrentados los poderes de la Iglesia Católica, en la persona del entonces papa Bonifacio VII (Jim Carter), y la monarquía, a través del rey de Francia Felipe IV (Ed Stoppard). Esta historia da vida a un personaje valeroso y temerario, Landry du Lauzon (Tom Cullen) que se encuentra al frente de la orden de los templarios en Francia, uno de los tantos templos que dicho grupo tuvo durante esa época, emplazados a lo largo y ancho de la Europa Medieval. La serie da inicio con la batalla de Acre, donde los Templarios tratan de defender esta ciudad, último bastión de los cristianos en Jerusalén, contra los mongoles, durante la guerra santa llevada a cabo por los cruzados, de los cuales formaba parte esta orden.

El objetivo fundamental de los “Caballeros del Temple”, como se les llamaba también, era la protección del Santo Grial, símbolo sagrado de la Iglesia Católica. Los templarios por ende fueron, desde su surgimiento, el ejército sagrado al servicio del Papa, y con el tiempo ganaron poder e influencia en los territorios de las principales monarquías de Europa. Knightfall nos lleva de la mano, en medio de escenas realistas y deslumbrantes, por la serie de victorias y descalabros que sufre esta hermandad. Nos adentra en los secretos y las intrigas de la orden, y hace gala de todo su arte televisivo para acercarnos a los controvertidos personajes de su trama. Uno de los nudos gordianos de la historia, que da pie a la ruptura de la profunda amistad entre Sir Laundry y el rey, es la relación íntima que este caballero sostiene con la reina Juana (Olivia Ross). Este triángulo amoroso es uno de los sucesos más trascendentales de la trama, el cual desencadena una ola de odios e intrigas en las que se ven involucrados todos los caballeros templarios.

La serie es apasionante por muchas razones. No hay uno solo de los personajes que aparecen que tenga un interés secundario. Las actuaciones desbordan pasión y nos envuelven en el drama psicológico que viven los personajes. Desde mi punto de vista uno de los personajes que más llama la atención es el astuto y siniestro consejero del rey, Guillermo de Nogaret, fabulosamente interpretado por Julian Ovenden. El odio y el ansia de poder llevan a este oscuro personaje a fraguar los planes más elaborados y las intrigas más nefastas. Su control sobre la voluntad del rey de Francia conduce a este último a realizar las acciones más atroces en contra de la orden de los templarios.

El móvil principal de Felipe IV, durante la segunda temporada de Knightfall, es la traición cometida en su contra por el templario Landry du Lauzon. La batalla a muerte de ambos personajes, tiñe de emoción y sangre la pantalla, frente al televidente cada vez más intrigado por el desenlace. La serie logra mantener el interés y la adrenalina al máximo en cada uno de sus capítulos. Aun cuando en la historia real, las razones del rey de Francia para iniciar la persecución feroz en contra de los templarios son de índole política (el exceso de poder de esta orden en Francia, y probables deudas de la corona con la misma), el tema de la infidelidad de la reina Juana vuelve más compleja e interesante la trama, ya que, además de la traición sin precedente contra el rey, Landry du Lauzon rompe una de las reglas fundamentales de su orden, el celibato.

Para aquellos amantes de la intriga, el drama y la aventura, Knightfall es una serie ideal que no solo nos mantiene atentos al drama que envuelve a éstos héroes, sino que enriquece la historia con una serie de apasionantes actuaciones, un magnífico guion, excelente fotografía y una formidable reconstrucción de la Francia del siglo XIV. La serie, de origen estadounidense, fue rodada principalmente en Praga, la capital de la República Checa. Además de las dos temporadas que actualmente se exhiben en Netflix, Knigtfall bien vale la pena una tercera temporada con más acción y nuevas e insospechadas intrigas. La serie definitivamente tiene tela de dónde cortar.

 

Captura de pantalla 2019-02-18 12.09.46.

Xóchitl Niezhdánova

Ingeniera de la vida y poetisa de mente, soltera por descuido que no deja de creer en el amor. Viajera en el mundo de los sueños, eterna distraída y pintora.

Los Calzones de Guadalupe Staff

Aquí hablamos de lo que importa decir, que es generalmente lo que nadie quiere escuchar

Tags   series, Netflix, historia, Xóchitl Niezhdanova

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Pinterest Icon
  • Black Instagram Icon

Para leer de nuevo

Captura de pantalla 2019-10-03 21.31.59.

Mujeres de 40

Desnudos.jpg

Desnudos

El arte de amargarse la vida.jpeg

El arte de amargarse la vida

W&M

Women and Media Group

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle

2019 Women and Media Group Todos los derechos reservados www.wmgroup.com.mx

Prohibida la reproducción total o parcial incluyendo cualquier medio electrónico o magnético