Historia de una pandemia

por Aranza Torres

 

Diciembre de 2019

 

El 30 de diciembre de 2019, Li Wenliang, un oftalmólogo chino de 34 años de edad que trabajaba en la ciudad de Wuhan, informó en el chat de su grupo de exalumnos de la escuela de medicina en la popular aplicación de mensajería china WeChat, que siete pacientes de un mercado local de mariscos habían sido diagnosticados con una enfermedad similar al SARS y puestos en cuarentena en su hospital.

Li explicó a sus amigos que podría tratarse de un coronavirus, según la prueba que había visto, un virus perteneciente a una gran familia de patógenos virales que incluye los responsables del síndrome respiratorio agudo severo (SRAS).

El brote preocupaba a Li, así como a los médicos de su grupo, puesto que en China son traumáticos los recuerdos que se tienen sobre el SARS, debido a la pandemia del 2003 originada ahí, la cual mató a cientos tras el encubrimiento del Gobierno.

Li les dijo a sus amigos que advirtieran a sus seres queridos con discreción, su única intención era prevenir a sus conocidos sobre el peligro. Pero en cuestión de horas, las capturas de pantalla de sus mensajes se volvieron virales, y su nombre quedó pronto expuesto. Poco después de publicar el mensaje, la policía de Wuhan acusó a Li de difundir rumores. Fue uno de los varios médicos señalados por la policía por tratar de denunciar el virus mortal en las primeras semanas del brote.

Algunos días después del incidente, Li comenzó a toser y desarrolló fiebre  después de tratar inadvertidamente a un paciente con el coronavirus de Wuhan, Fue hospitalizado el 12 de enero. En los días siguientes, la condición de Li se deterioró tanto que fue ingresado en la unidad de cuidados intensivos para recibir oxigenoterapia.El 1 de febrero, dio positivo al coronavirus.

Enero 2020

EL 7 de enero de 2020 los científicos chinos identificaron el patógeno responsable del brote epidémico como un nuevo coronavirus, hasta entonces solo la Comisión de Salud Municipal de Wuhan tuvo acceso a la información sobre la epidemia. Durante las dos semanas siguientes no se anunciaron nuevos casos y las autoridades de salud sostuvieron que “no había evidencia obvia de transmisión de persona a persona”, no había infección de los trabajadores de la salud y que el brote era “prevenible y controlable”.

A mediados de enero un salto repentino en el número de infectados sorprendió al gobierno chino. Hasta el 17 de enero, las autoridades de Wuhan solo habían reportado 41 casos de infección por coronavirus, pero para el 20 de enero, ese número había aumentado a 198.

El Gobierno central decidió tomar el caso en sus manos y el 20 de enero, el presidente Xi Jinping ordenó “esfuerzos decididos para frenar la propagación” del coronavirus y enfatizó la necesidad de la divulgación oportuna de información. Era la primera vez que Xi abordaba públicamente el brote.

Esa misma noche un experto en neumología designado por el gobierno, Zhong Nanshan, conocido por su intervención para combatir el SARS 17 años atrás, realizó declaraciones en la cadena televisiva estatal china, afirmando que el nuevo coronavirus era transmisible de persona a persona.

Tres días después, las autoridades impusieron un bloqueo sin precedentes en Wuhan, el motor económico y el centro de transporte del centro de China, pero cinco millones de personas ya habían abandonado la ciudad para las vacaciones del Año Nuevo Lunar.

El 27 de enero, Zhou Xianwang, alcalde de Wuhan, en entrevista por la televisión estatal admitió finalmente que su gobierno no reveló información sobre el coronavirus “de manera oportuna”.

A finales de enero la epidemia ya se había extendido a todas las regiones de China, incluida la frontera occidental de Xinjiang y la remota región del Tíbet.

Corea del Sur, Irán, Japón, Francia, Alemania e Italia habían reportado también sus primeros casos aislados para esta fecha, todos relacionados con Wuhan, viajeros frecuentes a ese destino o turistas que habían importado la enfermedad a esos países.

Febrero  2020

A finales de enero y principios de febrero, se ordenó a la población de las zonas más afectadas como Wuhan y Huanggang que se encerrase en sus viviendas. Solo se autorizaba una salida por familia cada dos días para comprar alimentos y medicinas.

Debido al paro en la industria, las exportaciones chinas cayeron en febrero un 17% con respecto al año anterior.

Para el 21 de febrero los casos en Corea del Sur ya han aumentado a 346, registrándose un salto repentino en el número de infectados atribuido principalmente al «Paciente 31» que participó en una reunión en una Iglesia Shincheonji de Jesús, el Templo del Tabernáculo de la iglesia Testimonio en Daegu.

En Francia muere el primer paciente por COVID-19 el 15 de febrero, un hombre de 80 años procedente de la provincia de Hubei, se reconoce como la primera muerte por COVID-19 fuera de Asia.

En Alemania el número de casos de esta enfermedad comienza a aumentar a principios de febrero, la mayoría originados en la sede de Webasto en Baviera y, aparentemente, desde allí hasta el norte de Italia, donde Webasto tiene oficinas.

En España se confirma el primer caso positivo el 31 de enero de 2020 en la isla de La Gomera, mientras que el primer fallecimiento ocurrió el 13 de febrero en la ciudad de Valencia, dato conocido 20 días después.

En Italia la epidemia se empieza a hacer visible a partir del 21 de febrero, cuando se informa de un grupo de casos confirmados en Lombardía y las primeras muertes se dan a conocer ese mismo día.

En Estados Unidos se anuncia el primer caso de COVID-19 eñ 21 de enero, se trata de un hombre de aproximadamente 30 años, originario del estado de Washington, que había viajado recientemente a China.

Para el  25 de febrero la enfermedad ya se ha extendido a varios estados y las autoridades sanitarias estadounidenses, incluidos los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), informan que se espera que el virus se propague a todas las ciudades en los Estados Unidos, instando a los gobiernos locales, las escuelas y las empresas a desarrollar planes como cancelar reuniones masivas o cambio al teletrabajo

 

Marzo 2020

El 8 de marzo de 2020, el primer ministro de Italia Giuseppe Conte extendió la cuarentena a toda Lombardía y a otras 14 provincias del norte, poniendo a más de una cuarta parte de la población nacional (aproximadamente 14 millones de personas) bajo bloqueo,​ medida que al día siguiente fue extendida a la totalidad del país. ​ El 11 de marzo de 2020 Conte prohibió casi todas las actividades comerciales, excepto supermercados y farmacias. 

 

Ese mismo día, 11 de marzo, la OMS declara como pandemia a la COVID-19, destacando en su comunicado que en ese momento hay más de 118 000 casos en 114 países, y 4291 personas han perdido la vida, miles de personas más luchan por sus vidas en los hospitales, en los días y semanas por venir se espera que el número de casos, el número de víctimas mortales y el número de países afectados aumenten aún más.

 

El 19 de marzo, Italia se convierte en el país con el mayor número de muertes confirmadas en el mundo.

Debido a la importancia del turismo en la actividad económica italiana (13% del PIB), se teme que esta pandemia tenga consecuencias potencialmente desastrosas.

 

El 16 de marzo España se convierte en el séptimo país con mayor tasa de infectados por habitante, con 16.71 infectados por cada 100 000 habitantes.

 

Para el 26 de marzo ya es el segundo país con mayor número de fallecimientos por coronavirus desde que ha comenzado la pandemia, con un total de 4136 muertes y 56,188 casos confirmados de infección.

 

La región más golpeada por la epidemia es la Comunidad de Madrid, que a 25 de marzo acumula 14 597 casos confirmados —el 31% del total de infectados en el país— 1535 muertes y 2201 recuperaciones, seguida de CataluñaPaís Vasco y Andalucía.

Ante la rápida expansión del virus, durante el mes de marzo se comenzaron a tomar medidas por parte de diferentes Gobiernos Autonómicos de los territorios más afectados, ​ hasta que finalmente el 14 de marzo, el Gobierno español decretó la entrada en vigor del estado de alarma en todo el territorio nacional durante quince días constituyendo el segundo estado de alarma decretado en la historia reciente de España, siendo el primero el de la crisis de los controladores aéreos en 2010.

 

En Estados Unidos los funcionarios de los CDC confirman el 7 de marzo que el virus se está propagando en la comunidad, es decir, que se transmite de persona a persona, y que esto continuará en los días siguientes. Se insta a los trabajadores y los estudiantes a mantenerse alejados de centros de cuidado infantil, escuelas y puestos de trabajo, se posponen reuniones masivas y eventos que congreguen multitudes.

Las respuestas al brote incluyeron prohibiciones y cancelaciones de reuniones a gran escala, incluido el cierre de escuelas y otras instituciones educativas, la cancelación de ferias de muestras, convenciones, festivales de música y eventos deportivos, una medida que se intensificó el 11 de marzo. especialmente dentro del baloncesto, después de que la Organización Mundial de la Salud declarara que el brote de coronavirus era una pandemia

 

Finales de Marzo 2020

 

Al 26 de Marzo existen en el mundo 481,487 casos confirmados de COVID-19 y 21,889 muertes atribuibles a la pandemia. Europa es ya el continente más afectado, con 255,812 casos confirmados y 14,581 fallecimientos.

 

El impacto socioeconómico de la pandemia de enfermedad por coronavirus ya es un fenómeno global que ha puesto a las economías de todos los países bajo una presión que no se había visto desde la depresión económica de 1929.

La expansión del virus se ha convertido en el «cisne negro»​ de 2020 produciendo el colapso del mercado de valores de 2020, una de las caídas más rápidas de la historia, durante los meses de febrero y marzo.

Desde los primeros meses, cuando la epidemia se limitaba casi exclusivamente a China, hubo informes generalizados de escasez de suministro de productos farmacéuticos, electrónicos ​y otros productos manufacturados debido a la paralización de numerosas fábricas en China. ​ En ciertas localidades (en particular en Italia y Hong Kong) ​ se observaron compras de pánico y la consiguiente escasez de comida y otros artículos esenciales de abastecimiento.

A medida que se propaga la pandemia, se cancelan o posponen las conferencias y eventos mundiales en tecnología, moda, deportes, entre otros.

La caída de la demanda de materias primas por el paro de actividad en China ha llevado a fuertes caídas de precios, en particular del petróleo, lo cual perjudica a los países y empresas productores y beneficia a los consumidores.

El miedo de los inversores les ha llevado a refugiar su dinero en valores considerados seguros, en particular la deuda pública de los países percibidos como más solventes, lo cual ha provocado una bajada de los tipos de interés que reduce el déficit público de dichos países.

La gravedad de la crisis económica y sanitaria ha obligado a intervenir a los gobiernos y a los Bancos Centrales a través de la política monetaria y la fiscal para evitar el colapso definitivo de la economía.

 

La pandemia del coronavirus es ya la mayor crisis que ha vivido el mundo desde la Segunda Guerra Mundial. La economía se ha paralizado y el modelo de globalización que primaba hasta ahora ha quedado en entredicho. El coronavirus ha puesto a prueba a las organizaciones internacionales y ha abierto la puerta a una nueva configuración del orden mundial.

 

Nadie sabe a ciencia cierta lo que sucederá en los próximos meses.  Los analistas políticos, de economía y de salud global opinan que lo peor aún está por verse y nadie sabe qué forma tomará el nuevo ordenamiento global.

 

La única certeza es que este virus nos ha revelado lo vulnerables que somos como especie y las enormes deficiencias de nuestra organización social. Un pequeño brote epidémico nacido en un mercado de mariscos en la China Central ha sido capaz de paralizar el mundo en tan solo un par de meses, dejándonos muy claro que a partir de ahora el nada volverá a ser igual.  

Los Calzones de Guadalupe Staff

Aquí hablamos de lo que importa decir, que es generalmente lo que nadie quiere escuchar

Tags  pandemia, coronarvirus, COVID-19

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Pinterest Icon
  • Black Instagram Icon

Para leer de nuevo

Let it out - make up by MassCara (Cara-M

Cuando la locura nos ataca

Soltera no es igual a disponible.jpg

Soltera no es igual a disponible

La_ternura_caníbal.jpg

La ternura caníbal

W&M

Women and Media Group

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle

2019 Women and Media Group Todos los derechos reservados www.wmgroup.com.mx

Prohibida la reproducción total o parcial incluyendo cualquier medio electrónico o magnético