Hablar de Amor

FUENTE: Pinterest

Por YAO ARROYO

Hablar de amor es hablar del tema más importante para los seres humanos. Todos queremos saber de amor, todos deseamos definirlo, cuestionarlo, experimentarlo, escribirlo, vivirlo en su máxima expresión. A lo largo de la historia de la humanidad, el amor ha sido siempre un tema crucial, el de mayor relevancia tal vez, porque es un asunto que nos interesa a todos  y nos involucra como individuos y como sociedad. Hablo del amor como un valor. Algunos consideran que el amor es una emoción, un sentimiento, otros lo consideran un concepto, otros más, como yo, pensamos que el amor es un valor del ser humano, un valor universal. Se ha hablado mucho al respecto en todas las épocas de la historia de la humanidad y hasta hoy continuamos preguntándonos ¿qué es?, ¿cómo es?, ¿cómo se siente?, ¿qué implica?, etc. Escribo estas líneas porque hoy quiero compartir con los que me leen lo que considero que es el amor y lo que pienso que es el lugar en donde es posible vivirlo en toda su plenitud. Como ya lo mencioné, para mí el amor es un valor, y como valor contiene dentro de sí algunos principios. Estos principios son la dignidad, la confianza, el respeto, la honestidad, la comprensión, la transparencia, la lealtad, la alegría, el crecimiento, la reciprocidad, la procuración, el deseo de convidar, de compartir, de abrazar la vida de manera integral.

 

Cuando yo digo que amo y cuando me siento amada, es porque estoy viviendo en su totalidad esta experiencia, la experiencia de la dignidad, de la confianza, de la reciprocidad, de la honestidad, del compartir, del respeto más allá del concepto corto de respeto. Me refiero al respeto a la individualidad, a la integridad del otro ser humano y de uno mismo, el respeto a la integralidad. Cuando me siento amada y cuando amo, quiere decir necesariamente que estoy generando un crecimiento en el otro, que el otro ha generado un crecimiento en mí, que nos permite vivir y sentir lo mejor de nosotros así como contribuir a mejorarnos como seres humanos.

 

 En todos estos conceptos también debo integrar la libertad, porque el amor implica también libertad,  libertad de ser uno mismo de manera responsable, de ser uno mismo sin transgredir al otro. La transgresión es una línea muy delgada, pero yo la podría definir como libertad de expresión con responsabilidad.

 

Para poder experimentar el amor, lo primero es amarse a uno mismo, aunque suene un poco trillado. Uno mismo debe aprender a darse amor antes de pretender darlo a otros, procurarse a sí mismo, respetarse a sí mismo, dignificarse, ser responsable, tener confianza en sí mismo, crecer, mejorarse a uno mismo.

 

Para concluir esta pequeña cápsula sobre el amor, quiero compartirles que en mi experiencia no es algo fácil, ni dárselo a uno mismo ni encontrarlo, porque para encontrar el amor, primero debe ocurrir dentro de nosotros. Sin embargo, puedo decir que conozco un lugar en donde he encontrado las cosas que me resultan más hermosas de la humanidad. Y esas cosas, que para mí son imprescindibles  como ya lo he dicho, son la transparencia, la confianza, el abrigo real, el entendimiento profundo del otro, el respeto a la individualidad,  a la integridad y por sobre todas las cosas la dignificación de uno y de los otros. Yo he encontrado finalmente ese lugar. Le llamo una hermandad, porque ahí existen todas estas cosas de las que ya he hablado. Es un lugar que más allá de proveer amor y serenidad, nos da a todos los que la formamos la seguridad de ser uno mismo, tal como somos, nos da la oportunidad de mejorar día con día a través de todos estos principios que conforman el amor y con ello tener la extraordinaria oportunidad de llevarlo hacia todos los ámbitos de nuestra vida.

Suscríbete a nuestra Revista Digital

     Y recibe nuestro Newsletter gratis cada semana

Lo tienes que leer

Si te gusta

¡Danos Like!

W&M

Women and Media Group

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle

2019 Women and Media Group Todos los derechos reservados www.wmgroup.com.mx

Prohibida la reproducción total o parcial incluyendo cualquier medio electrónico o magnético