El sexo

después de los 50

por Elvia Cazán

 

Preguntarse si existe sexo después de los 50, es como preguntarse si hay vida en Marte. Nadie lo sabe a ciencia cierta, nadie lo puede negar de manera contundente, todos le damos el beneficio de la duda al planteamiento. Pero cabría también preguntarse por qué son los 50 la frontera que marcamos para el sexo, porqué llegar a esta etapa de la vida representa un impasse para hablar de placer en general.

 

Ambas preguntas me han resultado siempre muy inquietantes, y desde luego no soy la única que hace elucubraciones sobre esto. El sexo ha sido siempre un tema tabú en las sociedades de occidente, la edad se ha convertido en los últimos tiempos en un tópico controvertido también, porque actualmente tenemos una mayor expectativa de vida, llegamos  más sanos y en mejores condiciones a los 50 años, o a los 60 y más.

 

La medicina y la tecnología han puesto al alcance de todos, la posibilidad de una vida más plena y saludable a mayores edades cada vez. En este deslumbrante siglo XXI, los 50 se han vuelto los nuevos 30, porque ahora llegamos a los 50 años con gran energía, apenas con uno que otro achaque, pero sobre todo con grandes expectativas.

 

La mayoría de las personas en la actualidad cumplen 50 años sintiéndose más fuertes que nunca, con muchas metas por alcanzar todavía, con sueños por realizar, los recursos y la energía para ir en pos de ellos. A los 50 apenas nos empieza a caer el veinte sobre qué es la vida y de qué se trata, y aunque ya hemos vivido muchos años, tenemos más recursos físicos y emocionales a esta edad para vivir una vida más satisfactoria.

 

Y todo este nuevo paradigma de los 50 y sus múltiples posibilidades y expectativas ¿aplica para el sexo también?

 

Según los expertos en sexualidad, la libido, ese instinto endemoniado que pone de cabeza nuestro mundo durante la adolescencia y la juventud, se ve sensiblemente disminuida en hombres y mujeres después de los 50 años por la llegada de la menopausia y la andropausia, fenómenos fisiológicos que conllevan una sensible disminución de las hormonas que intervienen en este impulso, los estrógenos para las mujeres y los andrógenos para los hombres. Y aunque existen soluciones farmacológicas para este desbalance, terapias de sustitución en ambos casos, y alternativas naturales para recuperar la vitalidad de los instintos, la ciencia en general, aún no ha resuelto del todo el natural envejecimiento de nuestras glándulas, las que gobiernan nuestra respuesta sexual, y desde luego, es difícil tanto para hombres como para mujeres igualar el deseo y el desempeño sexual del que gozábamos a los 20 años, una vez cumplidos los 50.

 

Pero es una realidad que nuestros patrones culturales se han modificado drásticamente durante las últimas décadas, y eso, aunado al incremento en la esperanza de vida, ha hecho que nuestra perspectiva de la edad se transforme. Hace un siglo las cosas eran muy diferentes, y sería muy difícil imaginar que alguien como JLo, o Jennifer Aniston , Thalía o Salma Hayek, todas ellas mujeres de más de 50 años, hubiesen sido símbolos sexuales de ese tiempo. Pero ahora lo son, incluso para los veinteañeros y los treintañeros. De modo que nuestros referentes sobre la sexualidad también han cambiado, y ya no es una locura imaginar a una mujer en sus 50 vestida provocativamente y gozando los placeres de una vida sexual extrema.

 

Para la mayoría de los psicoterapeutas sexuales, el desempeño sexual y la plenitud de la sexualidad después de los 50 años, tienen mucho más que ver con la salud física y los patrones culturales, y mucho menos con los niveles hormonales a esa edad. La influencia de JLo, Salma Hayek, Brad Pitt y hasta George Clooney resultan cruciales bajo estas circunstancias. Y ¿porqué no? Si Thalía es una sex symbol que se contonea en ropa interior al ritmo de reguetón y perrea sensualmente junto a las cantantes famosas de la nueva generación, las posibilidades de reconquista de la juventud y la plenitud sexual para las cincuentonas se multiplican sin control.

 

Según la psicoterapeuta y experta en sexualidad Esther Perel, la realización sexual después de los 50 años de edad está estrechamente relacionada con la autoestima, el empoderamiento y la madurez que alcanzamos cada cual en esa etapa de la vida. A mayor satisfacción con la persona que es uno mismo, con sus logros y capacidades, mayor posibilidad de gozar de una vida sexual saludable. Y de la misma forma, mientras más satisfactoria sea nuestra experiencia sexual después de los 50, más realizados, felices y empoderados nos sentiremos. Así de relevante es la sexualidad a cualquier edad.

 

En lo que a mí respecta, conozco un par de mujeres que conocieron el orgasmo después de los 50, una que otra que a esa edad y después de su divorcio, se atrevió a comprar su primer juguete sexual, un amigo que encontró a su media naranja en la cama a la edad de 56. Así que sigo manteniendo la fe en el prójimo y en lo que el universo nos tiene preparado, aún después de los 50 años.

Captura de pantalla 2019-07-08 20.20.16.

Elvia Cazán

Empresaria medianamente exitosa, mujer dolida y de corazón roto. Odia a los hombres, pero no puede vivir sin ellos. A pesar de los desencuentros ella sigue creyendo en el amor.

Los Calzones de Guadalupe Staff

Aquí hablamos de lo que importa decir, que es generalmente lo que nadie quiere escuchar

Tags  sexo, relaciones, edad, los 50, Elvia Cazán

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Pinterest Icon
  • Black Instagram Icon

Para leer de nuevo

El Refugio de la Esperanza.jpg

El Refugio de la Esperanza

Hypatia_de_Alejandría.jpg

Hypatia de Alejandría

Captura de pantalla 2019-08-08 08.27.56.

Pequeñas muertes

W&M

Women and Media Group

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle

2019 Women and Media Group Todos los derechos reservados www.wmgroup.com.mx

Prohibida la reproducción total o parcial incluyendo cualquier medio electrónico o magnético