Pasiones y personalidad:

 El Perezoso

                                                                     FUENTE: Pinterest

Por XÓCHITL NIEZHDANOVA

Los Perezosos son las típicas personas serviciales que detectan y escuchan las necesidades ajenas para intentar satisfacerlas, anteponiendo las propias. El problema es que esta conducta les lleva a confundir su deseo con el deseo del otro, y sus necesidades con las ajenas. Necesitan que todos a su alrededor estén bien para sentirse bien. Se les dificulta manejar la ansiedad de los problemas generados por otros, y ante una conducta incorrecta optan por la resistencia pasiva. Otra característica evasiva es la postergación. Cuando surgen problemas tienden a negarlos, por lo que acostumbran simplificar su visión del mundo, es decir, viven en el presente sin preocuparse demasiado por el mañana. Gozan de sentido común, pragmatismo, huyen de los peligros, tienen rutinas bien establecidas y se dedican a vivir las penas y las alegrías ajenas, ya que son su motor para vivir. 


Los Perezosos suelen ser conservadores y obstinados, y no tienen interés en nada que no pueda verse, olerse y tocarse fácilmente. Les gusta mediar y les gustan las estructuras que proporcionan estabilidad y pocas sorpresas. Suelen ser individuos muy receptivos y adaptables a su ambiente; también son flexibles, emocionalmente equilibrados, estables, realistas y confiados; o tercos, obcecados, robóticos y pasivo-agresivos. Sin embargo, a diferencia del Lujurioso, El Perezoso está habituado a ocultar su enojo completamente. Su estrategia defensiva es “auto-borrarse”, mezclarse con los demás y adecuarse al ambiente. 


En su aspecto más luminoso El Perezoso posee una modestia personal y una simplicidad elegante de pensamiento. Son calmados, estables, modestos y no acostumbran emitir juicios, por lo regular se sienten cómodos y conformes con quienes son. Tienen un punto de vista optimista, pero a diferencia del Goloso viven en el presente y no en el futuro.


En su aspecto más oscuro, su apatía o desidia se manifiesta en una pérdida de interioridad, un rechazo a ver y una resistencia a cambiar. Es un total envenenamiento de la voluntad que, comenzando con indiferencia y con una actitud de ausencia de interés, se extiende hasta un deliberado rechazo de la alegría y culmina con una introspección morbosa y una total desesperanza. 


Este estilo de personalidad no ha aprendido a amarse a sí mismo y como consecuencia presenta una amputación psicológica que hace de éste el menos sensible y más estoico de los caracteres. Posee una pérdida de interioridad, una aversión a la exploración psicológica y una resistencia al cambio que coexiste con una estabilidad excesiva y una inclinación ultra conservadora.  No se trata de la pereza en el sentido convencional, sino de la pereza psicológica de quien no quiere mirar hacia sí mismo, es la típica sobreadaptación resignada de este tipo. 


Este eneatipo no se refiere a que la persona  es perezosa, sino que antepone las necesidades de los demás a las propias, pues se olvida de sí ya que provoca una especie de insensibilización a su propio dolor. El Perezoso es fácil de seducir por los demás y por las situaciones. Casi siempre son amables, y no dan el menor problema. 


El Perezoso posee una falta de pasión, falta de imaginación y una actitud excesivamente flemática, oculta bajo una actitud simpática o jovial. Hay una pérdida de instinto bien oculta. Un no querer ver, no querer estar en contacto con la propia experiencia. Posee una actitud excesivamente terrenal, práctico en extremo, y una pérdida de apertura a lo inesperado y espiritual.


Entre los perezosos famosos se encuentran:
El Dalai Lama, Abraham Lincoln, Jimmy Carter, Jackie Kennedy, Grace Kelly, Carl Jung, Orson Welles, Ringo Starr, Ingrid Bergman, Renee Zellweger, Whoopi Goldberg, Morgan Freeman, Keanu Reeves.

W&M

Women and Media Group

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle

2019 Women and Media Group Todos los derechos reservados www.wmgroup.com.mx

Prohibida la reproducción total o parcial incluyendo cualquier medio electrónico o magnético