Los pecados capitales y la personalidad:

 El Goloso

                                                                     FUENTE: Pinterest

Por XÓCHITL NIÉZHDANOVA

El individuo típico de este estilo de personalidad se muestra imperturbable, con un sentido de derecho propio; una orientación al placer y una actitud en la vida más conscientemente estratégica que el resto de los caracteres. Es optimista, visionario y aventurero. Su base son la planificación y la auto indulgencia (no de comida sino de experiencias amistades y conocimientos). Huye del dolor por lo que intenta ser positivo y tener solución para todo. Optimista por naturaleza. Encuentra el lado ventajoso de cualquier situación pero no interioriza, evadiendo siempre el aspecto oscuro de la luna.

Aquí se entiende la gula como una pasión por el placer, de este modo, el hedonismo natural del Goloso se convierte en una atadura para la psique y supone un obstáculo (mediante la confusión) en la búsqueda del summum bonum y una trampa; es decir, que la susceptibilidad general por el placer trae consigo una susceptibilidad general a la tentación. El Goloso es aquel que se acerca a su entorno mediante la estrategia de las palabras y las “buenas razones”, y manipula a los demás mediante el intelecto. Es por tanto un soñador.

Entre sus cualidades está la de mirar más al futuro que al pasado, y son tanto constructores de nuevos sistemas como aplicadores de modelos teóricos. Posee una gran habilidad expresiva y una capacidad para la persuasión y la manipulación de las palabras, sobrepasando sinuosamente los límites de su conocimiento y actuando como una especie de “charlatán”. El posee la verdad absoluta acerca de todo. El Goloso no sólo es un planificador sino un “intrigante”. La gula en su caso significa un “querer más”, existe una insaciabilidad que los glotones comparten con el lujurioso. Son buscadores de lo remoto y lo curioso; de la variedad, la aventura y la sorpresa. En el centro de su psicología ostentan un narcisismo que comparten con otro tipo de personalidades como el Vanidoso.

En el caso de este estilo de personalidad el ser Glotón no significa precisamente ser un comedor compulsivo, aunque ciertamente el individuo puede ser un aficionado a la comida gourmet, pero el adjetivo más bien se refiere a consumir compulsivamente experiencias, amistades, libros, cursos, viajes, deportes, etc., aunque sin demasiada continuidad ni disciplina. En lugar de enfocarse, actuar y vivir el presente, el Goloso prefiere planificar, explicar hasta la saciedad, generalizar y soñar acerca de un mundo mejor a su manera. De este modo se preservan de sufrir conflictos realmente importantes, y suelen tener una apariencia de felicidad y autosatisfacción, aunque a veces parecen pretenciosos y superficiales.

El Goloso en todas sus manifestaciones da la impresión de un niño grande que no ha querido crecer. Este personaje permanece en una infancia básicamente feliz y sin mayores desencantos. Esta característica que puede resultar atractiva a la hora de la conquista, se convierte en una verdadera pesadilla durante una relación real, cuando le toca cumplir con las responsabilidades y el compromiso cotidiano. Rebeldes por naturaleza, estos personajes se dedican a soñar despiertos en un mundo al tamaño de sus ambiciones y sin ninguna clase de restricciones, donde las pretensiones más descabelladas pueden ser posibles. El Goloso tiene una intuición para lo nuevo y lo por venir, es un rebelde intrínseco, y no hay autoridad mayor que la suya propia. Su actividad, independientemente del ramo al que dirijan su acción, tiende a ser un “mariposeo” y un libar de flor en flor sin encontrar nunca el néctar buscado.

En su lado luminoso, El Goloso es polifacético y capaz de desarrollarse en muchos ámbitos totalmente dispares entre sí. Multi-talentoso y con un entusiasmo auténtico por la vida. Enormemente receptivo. La mayoría son positivos y estimulantes y aprecian el lado luminoso de la vida. Posee una mezcla de encanto y curiosidad, es creativo, extrovertido y generoso con los amigos, así como constantemente interesado en lo nuevo. Leales y sensibles. Son los más confiados en sí mismos de todos los tipos.

En su lado oscuro El Goloso tiende al escapismo y evita el dolor compulsivamente. Trasladan su poder personal a otras fuerzas externas que pueden confinarlos, restringirlos, deprimirlos o juzgarlos. Entonces pueden atraer personas que pronto los harán sentirse obligados o encerrados. Es cuando caen en un sentimiento de invalidez y parecen no encontrar opción alguna. Esto los convierte en evasivos y los hace propensos a toda clase de vicios y actitudes autodestructivas. El Goloso controla y sublima su dolor complaciendo sus apetitos: comida, adicciones, ideas, actividades, personas, nuevas experiencias, etc. Cuando El Goloso se haya perdido se dedica a devorar la vida sin digerirla, caen en la fantasía exacerbada, pueden ser diletantes, impulsivos, rebeldes, impersonales, locuaces, narcisistas y hasta codiciosos.

El descenso al infierno del Goloso suele acontecer cuando un golpe duro de la vida lo arroja a un agujero profundo. Entonces la depresión hace presa de su entusiasmo “mariposeador” y alegre, y enfrenta esa tristeza temible de la que siempre huyó, pero cuya posibilidad latente intuía y temía. Entonces, junto con la terrible pérdida de la beatitud y la simpleza de la vida, llega la pérdida de identidad y control, la desgracia total. No obstante, esta depresión profunda y este “baño de realidad” puede resultar una verdadera bendición en su caso. Es una de las pocas oportunidades de maduración que el Goloso tendrá en su vida, y la posibilidad de avanzar verdaderamente y transformarse. Así la gula se transforma en introspección, llega el silencio y la aceptación de que la vida es un claro oscuro cuya sombra también es algo real a lo que hay que hacer frente, y de lo que siempre se puede sacar una lección de vida.

Entre los Golosos famosos se encuentran: Benjamin Franklin, John F. Kennedy, Mozart, Julio Verne, Leonardo Da Vinci, Walt Disney, Francisco de Asis, Osho, Bob Marley, Steven Spielberg, Charlie Sheen, Bill Murray, Groucho Marx, Mario Moreno “Cantinflas”, Adam Sandler, Eddie Murphy, Jim Carrey, James Belushi, Robbie Williams, Liza Minelli, Joan Collins, Roberto Benigni.

Suscríbete a nuestra Revista Digital

     Y recibe nuestro Newsletter gratis cada semana

Lo tienes que leer

Si te gusta

¡Danos Like!

W&M

Women and Media Group

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle

2019 Women and Media Group Todos los derechos reservados www.wmgroup.com.mx

Prohibida la reproducción total o parcial incluyendo cualquier medio electrónico o magnético