Cuando se trata de Machos

Por ANAVIC LOVEGOOD

Yo soy de las personas que siempre ven algo en los demás, mi papá dice que tengo corazón de condominio. La verdad es que sí, admito que hay algunas personas que no tienen muchas cualidades admirables, pero para qué fijarse sólo en el lado negativo de alguien cuando hay muchos colores dentro de ellos, aunque no los enseñen.

Bueno este artículo se va a tratar de este “amigo” que tengo desde que usaba pañales, y que para mí siempre fue como un mejor amigo, pero pues en la adolescencia las personas dejan de pensar, y pasan dos tipos de cosas: primera, deciden hacerse los rudos y se rebelan contra el mundo, segunda deciden que son maduros suficientes para tener una relación mucho más seria. El término que nosotros usamos es  “galanes”. Este tipo de relaciones pueden durar pero realmente son cosas muy nuevas y experimentales, sin embargo, los adultos, o más bien los papás celosos (como mi papá) piensan que un inocente adolescente puede ser un asesino serial o que les van a ganar el lugar que tienen en el corazón de sus hijas.

Los hombres exageran, pero un hombre celoso exagera el doble, lo digo por experiencia. En el momento que yo le dije a mi papá que quería mucho a este niño me dijo que lo podía llevar a la casa el día que quisiera para que lo pudiera conocer. (Todo esto a través de teléfono ya que no estoy en México por el momento). Y eso que ya lo conoce, y conoce a su familia desde que mi papá me cambiaba los pañales de Gerber de papaya  que siempre me daban. Básicamente conoce su vida entera y aun así quiere que lo lleve a la casa para que lo “conozca mejor”.

Cuando le dije esta idea loca de mi papá a mi “amigo”, me dijo que le parecía una gran idea, conocer a mi papá un poco más a fondo y conocer mejor a mi hermana pequeña. Yo le advertí de las cosas que le iba a decir mi papá y me dijo “claro que lo entiendo”, ”a mí no me gustaría tampoco que llegaran de pronto con una persona que amo con toda mi alma”. Por alguna extraña razón le gustó la idea, y me dijo: “de hecho, mi papá mandó a hacer una playera con todo lo que pasaría si alguien lastima a mi hermana”. Literalmente lo que decía esa playera era: consigue un trabajo, entiende que no me caes bien, estoy en todas partes, si le haces daño te hago daño, llega con ella media hora antes, consigue un abogado, si me mientes lo sabré, ella es mi princesa no tu conquista, no me importa ir a la cárcel”. Yo se lo mandé a mi papá como para molestarlo y le puse “mira lo que hizo el papá de mi amigo a su hija”, y la respuesta de mi papá fue: Le faltó el "si le haces algo te mueres”.

Descubrí lo territoriales que son los hombres y lo celositos que salen los papás cariñositos. Hasta me da miedo que vaya a asustar a mis novios cuando se los lleve al departamento.

El cree que le voy a sacar canas verdes, creo que va a ser al revés, ya que seré soltera toda mi hermosa vida porque mi papá espantará todas mis opciones.

A las mujeres que les ha pasado esto quiero decirles que no es malo, así puedes saber quién realmente merece estar en tu vida y quien no está seguro de lo que quiere. Y para todos los papás celositos que existen en el mundo, los felicito porque ser el papá sobreprotector no es fácil, sin embargo, es divertido ya que siempre van a querer ser el dueño de la casa y siempre que le saques un tema que tenga que ver con algún amigo o algo así van a decir la famosa frase de “tráemelo para que le lea la cartilla”, cuando menos eso es lo que mi papá me dice y me seguirá diciendo hasta que le presente a alguno de mis múltiples amigos.

W&M

Women and Media Group

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle

2019 Women and Media Group Todos los derechos reservados www.wmgroup.com.mx

Prohibida la reproducción total o parcial incluyendo cualquier medio electrónico o magnético