Aquella visión del

volcán

 

 

                                                                         

por Eréndira Svetlana

Aquella visión del volcán alzándose silencioso en el trasfondo del horizonte era la única certeza que daba cohesión a la ciudad, que le daba un sentido a los días, a las historias sucediéndose sin cordura entre sus calles maltrechas.

 

Estaba ahí, imperturbable cada día, con sus bordes nítidos dibujados sobre la simpleza del paisaje, de noche con su negrura profunda, al atardecer incendiados por el granate del ocaso, monumental y distante, acechando.

 

La ciudad se desbarataba, se hundía en la desesperación, en el caos, en la incongruencia de los que la habitábamos, lanzaba obscena sus brazos de miseria más allá de ese valle árido, amarrando la resequedad de la tierra, pero el volcán estaba ahí, como el único límite de la demencia, de la impudicia urbana mostrando la pobreza en cada esquina.

 

El volcán amante, postrado ante la noche como un guerrero hincado ante su soberano, retumbaba en su interior sin que lo supiéramos, hirviendo con un estrépito desconocido.

 

Alzado en lontananza con su silueta teñida de los colores violeta de la tarde, estaba ahí cada domingo para ver partir a mi padre, también cada mañana nebulosa de abandono para ver a mi madre envejecer, cada ocaso color grana para atestiguar mi muerte vespertina.

 

Para cada habitante estaba también ahí, ese gigante de tierra y lava, nocturno y enmudecido, una visión de negrura taciturna, se quedaba solo en el vientre del paisaje al anochecer.

 

Estuvo siempre ahí, para la mujer solitaria tiambién. Tendida sobre su cama en la habitación de una casa, le mira a través del ventanal, a la hora en que sus azules se difuminan, es su única compañía, le mira largamente en esa soledad de la locura en la que un día va a quedar atrapada.  

En las calles los hombres y las mujeres deambulan, zurcen las horas que arman los años anodinos de sus vidas, el volcán está ahí, impávido, rugiendo en su interior, al fondo del escenario de la ciudad colonial en el tiempo en que lentamente se desbarata. 

Los Calzones de Guadalupe Staff

Aquí hablamos de lo que importa decir, que es generalmente lo que nadie quiere escuchar

Tags   Popocatépetl, volcán, relato,  Eréndira Svetlana

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Pinterest Icon
  • Black Instagram Icon

Post  Relacionados

Cholos Cholas Calaveras Marihuana Catrin

Adrenalina

      

Captura de pantalla 2019-06-12 02.28.03.

Amigas

       

Captura de pantalla 2019-06-20 21.31.09.

Infidelidades

       

W&M

Women and Media Group

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle

2019 Women and Media Group Todos los derechos reservados www.wmgroup.com.mx

Prohibida la reproducción total o parcial incluyendo cualquier medio electrónico o magnético