Amrita, la eyaculación femenina

por Norma Velazco

 

Uno de los misterios que la filosofía tántrica enseña en su vertiente sexual, es la eyaculación femenina o Amrita. La palabra Amrita es empleada en distintos lenguajes orientales, y en muchos de ellos se refiere a un bálsamo prodigioso de los dioses, que es capaz de otorgar la inmortalidad a quien lo bebe.

 

Lo que ciertamente podemos afirmar del Amrita o eyaculación femenina, es que es un líquido blanco y pegajoso, que posee importantes propiedades energéticas. En general, las secreciones que libera nuestro cuerpo durante el acto sexual contienen hormonas que enriquecen a ambos partenaires. El Tantra sostiene que dichas hormonas son la fuente de la juventud, y el secreto de la longevidad. Al prolongar el preámbulo del acto sexual y dilatar el momento del orgasmo, como lo indica esta práctica, los amantes generan una mayor energía sexual que estimula la secreción de tales hormonas.

 

A diferencia del sexo casual, en el que comúnmente el amor está ausente, generando un vacío emocional tras el encuentro físico, el sexo tántrico cuyo ingrediente indispensable es el amor dentro de la pareja, provoca una sublimación de los sentimientos y las sensaciones corporales, haciendo que los amantes se entregue por completo al vínculo emocional y físico que se establece entre ambos.

Actualmente se sabe que la eyaculación femenina está relacionada con las glándulas parauretrales. El clímax que se alcanza cuando la mujer eyacula, provoca una segregación involuntaria de abundante líquido que proviene de la uretra. Éste líquido se forma en el punto G, también llamado próstata femenina. Su textura, olor y sabor son diferentes a los de la orina. El Amrita es un líquido insípido, inodoro e incoloro, y tiene un leve sabor a fluido prostático.

 

Si una mujer alberga ideas de codependencia y frustración, esto influye en su capacidad para lograr su eyaculación. Para poder experimentarla debe sentirse libre y sin bloqueos mentales, o prejuicios de cualquier índole. A veces la eyaculación femenina o Amrita irá unida al orgasmo, pero no siempre es el caso. Es muy importante que la mujer aprenda a sentir, a permitirse experimentar las sensaciones de su cuerpo durante el contacto sexual, y a dejarse llevar sin perder la conciencia de lo que está experimentando.


El primer paso para alcanzar el Amrita es conocer nuestro cuerpo. Si aprendemos a masajear con suavidad las zonas adecuadas, las tensiones y los bloqueos desaparecerán poco a poco. Al ser consciente de sus orgasmos, la mujer contribuye a la sanación individual de cualquier trauma existente, o al rechazo de su propia sexualidad. 

 

Para experimentar la eyaculación, la mujer debe estar relajada y abierta a experimentar la expansión de sus sentidos. A través de la respiración el hombre puede hacer que la mujer prolongue la sensación del orgasmo, genere múltiples orgasmos y abra su centro sexual, lo que la preparará para la experiencia del Amrita.

Es en la próstata femenina donde se genera todo el placer. Este punto se encuentra en la pared anterior de la vagina, alrededor del orificio externo de la uretra. Las sensaciones que la mujer experimenta en esta parte del cuerpo, están relacionada con la fortaleza de los músculos pubocoxígenos, que pueden ser reforzados mediante los ejercicios de Kegel

 

A la hora de aprender a eyacular es importante perder el asco, o el temor a no conseguirlo. La mujer debe sentirse a gusto con la idea de eyacular, y dejarse llevar sin contraer los músculos vaginales cuando la sensación de la eyaculación aparece, expresando todas sus emociones durante el sexo sin inhibiciones, y en completa libertad.


Para lograr el Amrita se comienza por estimular el clítoris, lo cual se puede hacer con ayuda de la pareja. Una vez que dicha estimulación ha provocado algunos orgasmos provenientes de esta zona, se comienza a estimular el punto G, para lo cual el hombre introduce su dedo índice o medio en la vagina de la mujer, apuntando hacia arriba, hasta localizar una zona rugosa e hinchada que se encuentra detrás del hueso púbico. La estimulación del punto G se realiza a través de movimientos rítmicos y circulares que combinan presión y velocidad. Si la mujer siente ganas de orinar debe concentrarse y continuar, dejándose llevar sin reprimir sus sensaciones, hasta lograr la eyaculación.

 

Mediante esta práctica el hombre puede experimentar orgasmos más intensos y duraderos, y la mujer puede llegar a experimentar los tres tipos de orgasmos: el vaginal, el del clítoris y el del útero. En ocasiones, la vagina se contrae de forma natural cuando una mujer experimenta el clímax, por lo que deben practicarse algunos ejercicios que le permitan controlar los músculos pélvicos, y no inhibir el Amrita. Estos ejercicios son los mismos que evitan que la orina se escape, como las acciones de contraer, apretar y empujar, a nivel de los músculos que rodean la zona vaginal.

En el sexo tántrico, al momento de la penetración ambos amantes absorben de manera natural las secreciones de su pareja, y reciclan la energía en sus cuerpos, lo que produce un incremento de su capacidad para sentir, y una expansión de la conciencia. El hombre absorbe las secreciones femeninas a través de la cabeza del pene, y la mujer absorbe la eyaculación del hombre a través del tejido vaginal. La energía sexual que ambos generan, se difunde por todo el cuerpo. Esto provoca que sus emociones y sensaciones se incrementen. Al compartir los fluidos, surge una conexión psíquica y emocional entre los dos.

 

La experiencia del Amrita debe ser un acto de devoción a la divinidad femenina que subyace en el interior de cada mujer, ya que es ella la poseedora de La Fuente –energía sexual femenina–, y quien comparte su divinidad a la hora de la entrega. Este acto en sí mismo, provoca una conexión entre los amantes a un nivel espiritual superior.

Captura de pantalla 2019-02-18 13.52.11.

Norma Velazco

Diseñadora de profesión -pero esotérica de vocación- amiga de los ángeles y amante del Tarot. Es experta en sexualidad tántrica. Vive en constante estado Zen aconsejando al que se deje.

Los Calzones de Guadalupe Staff

Aquí hablamos de lo que importa decir, que es generalmente lo que nadie quiere escuchar

Tags   amrita, eyaculación fememina, sexo tántrico, tantra, orgasmo femenino

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Pinterest Icon
  • Black Instagram Icon

Para leer de nuevo

Orgasmo femenino.jpg

El orgasmo femenino

viajeyequipaje.jpg

Viaje y equipaje

El arte de amargarse la vida.jpeg

El arte de amargarse la vida

W&M

Women and Media Group

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle

2019 Women and Media Group Todos los derechos reservados www.wmgroup.com.mx

Prohibida la reproducción total o parcial incluyendo cualquier medio electrónico o magnético